12.8.10

Roscos de miel


Estos roscos son típicos de la semana santa de Cádiz, tienen un aroma increible a canela y matalauva y un gran sabor a miel. Están deliciosos a cualquier hora y sobre todo, como son duritos, son ideales para mojar en la leche. Se conservan perfectamente durante semanas estando tapaditos y no son muy dificiles de hacer así que no teneís excusa porque están riquísimos.

Grado de dificultad: Bajo
Tiempo de preparación: 1 hora y 30 minutos
Cantidad: 40 roscos

Ingredientes:
  • 9 huevos
  • 1 kg. de azúcar glass
  • 250 ml. de aceite
  • 3 cucharadas de miel
  • 3 cucharaditas de canela
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • Ralladura de 5 limones
  • Matalauva
  • Harina (la que admita)

Elaboración:
Se separan las claras de las yemas, y batimos las claras hasta que blanqueen, añadimos el azúcar y seguimos batiendo hasta que quede bien integrada. Por otro lado freímos el aceite con la matalauva y cuando esté frío le añadimos ambos a las yemas batidas, añadimos también la miel, la canela, el bicarbonato y la ralladura de limón. Removemos y se lo añadimos a las claras. Mezclamos bien y por último añadimos la harina.


Tenemos que amasar durante bastante tiempo, unos 30 minutos, para que la masa consiga la textura perfecta, y luego se deja reposar otros 30 minutos.
Se les da la forma de roscos de unos 6-7 cm. de diámetro y se meten al horno precaletado a 150ºC hasta que estén doraditos.

Fuente de la receta: propia