20.8.14

Berenjenas fritas con miel


Grado de dificultad: Bajo
Tiempo de preparación: 10 minutos + 1 hora
Cantidad: 4 personas

Ingredientes:
  • 2 berenjenas
  • 3 cucharadas de harina
  • 2 vasos de aceite de girasol 
  • Miel de caña


Elaboración:
Pelamos las berenjenas, las cortamos en bastones y las sumergimos en agua con sal durante una hora. Pasado este tiempo las escurrimos y las secamos con papel de cocina. Pasamos los bastoncitos de berenjena por harina, las freímos en abundante aceite caliente, con unos 3-4 minutitos será suficiente, y vamos poniendo sobre papel absorbente para escurrir el exceso de aceite.
Ponemos las berenjenas en el plato donde las vamos a servir y añadimos miel de caña por encima.


Fuente de la receta: propia

18.8.14

Maki sushi


Por fin... Por fin después de unos años de largas e imprósperas batallas para preparar sushi hoy por fin puedo decir que ya lo tengo... y que rico está!! Cuando las cosas no salen lo mejor es acudir a profesionales que te lleven por el camino adecuado por eso cuando me tope ante mis narices con un curso de comida japonesa no me lo pensé dos veces... y ahora comparto todo lo que aprendí con todo aquel que quiera  aprender a preparar sushi.


Grado de dificultad: Medio
Tiempo de preparación: 2 horas
Cantidad: Unas 30 porciones

Ingredientes:
  • 1 vaso de arroz para sushi
  • 1 y 1/2 vasos de agua
  • 4 hojas de alga nori
  • 50 ml. de vinagre de arroz
  • 50 ml. de mirin
  • 2 palitos de cangrejo
  • 1 trocito de rábano amarillo
  • 1 trocito de zanahoria
  • 1 trocito de pepino
  • 1 trocito de salmón
  • Salsa de soja
  • Wasabi


Elaboración:
Lavamos el arroz varias veces hasta que el agua salga transparente.
Ponemos el arroz en un caldero con el agua, todo a la misma vez, y lo ponemos a fuego máximo hasta que empiece a hervir, entonces lo bajamos a fuego medio y lo dejamos cocinar unos 10 minutos con la tapa puesta. Ya que cada cocina es diferente debemos tener en cuenta que esos 10 minutos pueden ser más o menos, es decir, debemos probar el arroz y si lo notamos que ya está casi listo debemos apartarlo del fuego y dejarlo unos 10 minutos reposando para que termine de hacerse con el calor residual. El arroz debe estar hecho pero no pasado, el grano debe estar entero.


Pasados los 10 minutos de reposo, le añadimos al arroz el vinagre de arroz y el mirin, lo mezclamos todo muy bien y lo pasamos a una bandeja de madera (mejor de madera porque no conduce el calor) y lo dejamos enfriar, lo mejor es irlo abanicando, no es recomendable meterlo en el frigorífico.
Mientras se enfría, cortamos en bastoncitos no muy gruesos el salmón, el rábano amarillo, el pepino y los palitos de cangrejo.  La zanahoria la escaldamos en agua durante 2 minutos, luego la sacamos y la enfriamos, y entonces también la cortamos en bastoncitos igual que el resto.


Diluimos un poquito de wasabi en un poquito de agua y reservamos.
Dividimos las hojas del alga en 2, es decir, que nos quedan 8 trozos de alga, lo hago simplemente por estética, para que queden más finitos y altos, pero lo podeís hacer con el alga entera, es lo mismo y el sabor será el mismo.


Pues con todo los ingredientes preparados ya podemos empezar a montar los rollitos.
Ponemos una esterilla de bambú sobre una superfecie lisa y sobre ella ponemos un trozo de alga nori, le ponemos un poco de arroz extendiéndolo bien sobre el alga pero sin que llegue demasiado a los bordes para que no se salga. Encima ponemos un poco del wasabi diluido en agua y ponemos también los ingredientes que nos apetezca ponerle a cada rollito. Lo más habitual es ponerle 3 ingredientes a cada uno pero se pueden combinar de la forma que más os apetezca. Ahora ya sólo tenemos que enrollarlo con la ayuda de la esterilla y cortar el rollito en porciones, para cortarlo debemos ir mojando la hoja del cuchillo en agua para que no se pegue.


Podemos comer los maki sushi inmediatamente después de haberlos preparado pero estarán más ricos si tienen un golpe de frío así que es preferible que los dejamos un ratito en el frigorífico.
Para comerlos, ponemos en un cuenco poco profundo un poco de soja que mezclamos con un poco de wasabi, mojaremos ligeramente los rollitos en esta mezcla antes de llevárnoslos a la boca.


Fuente de la receta: propia

1.5.14

Tostas de cebolla caramelizada y queso de cabra


Grado de dificultad: Bajo
Tiempo de preparación: 1 hora y 30 minutos
Cantidad: 20 tostas

Ingredientes:
  • 1 barra de pan
  • 4 cebollas
  • 16 cucharadas de aceite (4 cucharadas por cebolla)
  • 12 cucharaditas de azúcar (3 cucharaditas por cebolla)
  • 2 cucharadas de agua
  • 2 rulos de queso de cabra
  • Crema de vinagre de módena

Elaboración:
Estas tostas son muy fáciles de preparar, lo único que require un poco de tiempo es preparar la cebolla caramelizada por lo tanto empezaremos con eso. Se puede caramelizar la cebolla en su propio azúcar pero para ello debemos contar con cebollas con un alto contenido en azúcar sino no obtendremos el dulzor deseado así que yo ante la duda siempre se la añado.
Antes que nada debemos tener en cuenta que la cebolla cocinada mengua mucho, más o menos un kilo de cebolla cruda puede quedarse en 200 gramos una vez caramelizada. y también es importante saber que debemos utilizar una sartén con bastante base para que toda la cebolla esté en contacto con la superficie caliente y se cocine toda por igual... sabiendo esto ya podemos empezar.

Cortamos la cebolla en juliana y ponemos en una sartén con aceite caliente, más o menos 4 cucharadas de aceite por cebolla. Cuando la cebolla esté blandita y transparente le añadimos el azúcar y dejamos a fuego lento. Este es un proceso lento, puede tardar desde 40 minutos hasta 1 hora así que no tengaís prisa e id removiendo de vez en cuando. Poco a poco el azúcar va a ir creando un almíbar que se unirá a la cebolla dándole ese bonito color tostado de la cebolla caramelizada. Cuando la cebolla se haya dorado le añadimos 2 cucharadas de agua y removemos para que el color quede más uniforme y el almíbar se reparta mejor, una vez el agua se ha evaporado ya podemos apartar la cebolla del fuego.
Ponemos el horno a 200ºC para que se vaya calentando. Ahora solo tendremos con cortar el pan en rebanadas, poner encima un poco de cebolla caramelizada, sobre esta ponemos el queso de cabra cortado en discos y le añadimos unas gotas de crema de vinagre de Módena. Los ponemos sobre la rejilla del horno y los introducimos en él durante 10-15 minutos. Sacamos del horno y listo para comer.

Fuente de la receta: propia

2.3.14

Milhojas de papas y beicon


La semana pasada fueron unas milhojas dulces y esta semana son saladas... a que tienen una presentación muy chula? Estas milhojas de papas y beicon son un fantástico aperitivo para reuniones o cenas de amigos o también nos sirven como acompañamiento de platos de carne o pescado haciéndolos más completos. En realidad es una receta que podemos realizar en dos formatos, una sería la que acabamos de ver, la primera imagen del post, y que queda muy vistosa y la otra sería en forma de gartinado, como vemos en la siguiente imagen, y que es mi favorita, en la elaboración de la receta vereís el porqué.


Grado de dificultad: Bajo
Tiempo de preparación: 1 hora
Cantidad: 4 personas

Ingredientes:
  • 2 papas grandes
  • 200 g. de beicon
  • 250 g. de queso gouda
  • 100 g. de cebolla frita crujiente


Elaboración:
La preparación es muy sencilla y rápida así que primeramente encendemos el horno a 200ºC para que se vaya calentando.
Cortamos las papas en rodajas finas y el beicon en lonchas, y ponemos cerca el queso y la cebolla para empezar a montar la milhojas. Cubrimos una fuente (de más o menos 20x15cm.) con papel de aluminio y empezamos poniendo una capa de papas, luego una capa de beicon, encima cebolla frita y cubrimos con lonchas de queso. Siguiendo este orden seguimos montando capas hasta que obtener la altura deseada y siempre acabando con una capa de queso.


Tapamos con más papel de aluminio y metemos al horno durante 50-55 minutos, pasado este tiempo pinchamos con un cuchillo para comprobar que está hecho. Sacamos del horno y dejamos enfriar para que se cuaje, y luego ya podemos cortarlo sin problemas, eso si, debemos darle un golpe de calor cuando lo vayamos a servir.
También lo podemos hacer en una cazuelita como un gratinado, sin necesidad de cortarlo, sólo sacarlo del horno y comerlo, yo creo que es así como más rico está porque la cebolla frita aún sigue crujiente y le da una testura ideal a la receta.


Fuente de la receta: propia

22.2.14

Milhojas bombón


Este es el postre perfecto por muchos motivos, es rápido, económico, delicioso y muy pero que muy resultón. Además puede servir para aprovechar los restos de hojaldre que nos quedan muertos de risa en la nevera, e incluso podemos sustituir el hojaldre por masa quebrada o por bizcocho cortado muy fino que tengamos por casa, y el resultado siempre será impresionante.


Grado de dificultad: Bajo
Tiempo de preparación: 30 minutos
Cantidad: 2 milhojas

Ingredientes:
  • 1 lámina de hojaldre rectangular
  • 150 g. de chocolate negro
  • 150 ml. de nata para montar
  • 250 g. de azúcar glass
  • Frutas del bosque (o frutas de temporada)


Elaboración:
Desenrollamos la lámina de hojaldre y la dividimos en 6 cuadrados iguales, pinchamos la masa con un tenedor para que no suba demasiado al meterla en el horno. Cortamos los cuadrados, los ponemos sobre papel de hornear y metemos al horno precalentado a 200ºC durante 20 minutos.
Mientras tanto montamos la nata con 50 g. de azúcar hasta que esté bien firme. Reservamos en la nevera.
Sacamos el hojaldre del horno y lo dejamos enfriar, se enfría muy rápido así ya vamos fundiendo el chocolate con 200 g. de azúcar. Bañamos el hojaldre en el chocolate por las dos caras y ponemos sobre papel de horno y metemos en la nevera para que se solidifique más rápidamente.


Cuando el chocolate que cubre el hojaldre se halla endurecido montamos el postre. Consta de 3 capas de hojaldre así que en medio le ponemos la nata montada que habíamos reservado en la nevera y por encima espolvoreamos un poquito de azúcar glass y ponemos frutas del bosque o cualquier otra fruta porque prácticamente todas combinan perfectamente con este postre.

Fuente de la receta: propia