Mostrando entradas con la etiqueta MERMELADAS Y CREMAS DULCES. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta MERMELADAS Y CREMAS DULCES. Mostrar todas las entradas

21.10.11

Mermelada de manzana y canela


Para mi la manzana es una de las frutas más típicas del otoño y esta mermelada ha sido perfecta para dar comienzo a la nueva estación, a efectos oficiales el otoño empezó hace ya casi un mes pero aquí la estamos empezando a sentir ahora El cambio de estación verano-otoño significa volver a la calma tras las vacaciones estivales y entrar en una preciosa época que nos evoca tardes oscuras y lluviosas horneando pasteles, cocinando mermeladas, decorando galletas,... con el hilo musical de fondo y una copita de vino blanco.

Grado de dificultad: Bajo
Tiempo de preparación: 4 horas + 1 hora
Cantidad: 1'2 kg.

Ingredientes:
  • 1 kg. de manzanas Granny Smith
  • 750 g. de azúcar
  • El zumo de un limón
  • 1 cucharada de canela

Preparación:
Lavamos las manzanas, las pelamos y le quitamos el corazón, las cortamos en trocitos y las ponemos a macerar con el azúcar y la canela durante 3-4 horas.


Pasado este tiempo, pasamos las manzanas con el azúcar y la canela por la batidora para que quede como un puré, y luego lo ponemos en una olla junto con el zumo de limón a fuego lento hasta que espese y adquiera la textura adecuada, aproximadamente unos 30-40 minutos, cuando al removerla podamos ver el fondo de la olla la mermelada estará lista.
Ahora procederemos a esterilizar los botes donde guardaremos la mermelada. La primera esterilización la haremos con los botes vacíos. Ponemos en el fondo de una olla un paño y encima ponemos los botes y las tapas, los cubrimos con agua y cuando empiece a hervir los botes ya estrán listos, unos 15 minutos. Los dejamos escurrir boca abajo sobre un paño de cocina.
La segunda esterilización la haremos con la mermelada ya dentro de los botes. Llenamos los botes hasta el borde con la mermelada y tapamos fuertemente. Volvemos a poner en la olla cubiertos de agua y nuevamente dejamos hervir unos 20 minutos.
Con la esterilización conseguimos que se provoque un efecto vacío dentro de los botes de mermelada y de este modo nuestras conservas durarán mucho tiempo más.


Fuente de la receta: propia

18.10.11

Crema o salsa de toffee


Esta crema es fantástica y me ha conquistado totalmente, estoy segura de que nadie se podrá creer ese sabor tan espectacular que tiene hasta que la haya probado. Hace solo unos días que la he preparado y ya la he utilizado para muchas recetas, creo que se ha convertido en uno de mis básicos favoritos para la repostería, y sino poneos a pensar la cantidad de cosas que podemos hacer con ella...

Grado de dificultad: Bajo
Tiempo de preparación: 30 minutos
Cantidad: 500 gramos

Ingredientes:
  • 200 g. de azúcar moreno
  • 80 g. de mantequilla
  • 400 ml. de nata

Preparación:
Ponemos a calentar la mantequilla a temperatura ambiente en trocitos y el azúcar moreno, y es importante no removerlo hasta que el azúcar empiece a fundirse, entonces empezamos a mover el cazo en círculos para que la mantequilla impregne todos los granos de azúcar y se forme el caramelo.
Cuando tengamos el caramelo perfectamente homogeneizado, apartamos el cazo del fuego y lo ponemos en un lugar despejado porque va a salpicar bastante, si ya lo tenemos en un lugar seguro le añadimos la nata, lo removemos un poco con mucho cuidado para no quemarnos y cuando deje de salpicar lo volvemos a poner al fuego.


Mantenemos la crema a fuego lento removiendo constantemente hasta que obtenga el espesor deseado. Hay que tener en cuenta que el espesor dependerá del uso que le vayamos a dar luego, así si queremos una salsa líquida no necesitará estar tanto tiempo al fuego como si queremos una cremita más espesa.

7.10.11

Dulce de membrillo


Cuentan que la fruta del membrillo, los membrillos, fue traida a España por romanos y griegos. Me encanta la historia que cuenta que las parejas recien casadas deben comer esta fruta antes de pasar al dormitorio nupcial... 
Años más tarde, el  dulce de membrillo, se ha convertido en uno de los desayunos y meriendas más consumidos por los españoles, porque ¿quién puede resistirse a una tostada con queso fresco y dulce de membrillo? Esta es una receta de las de siempre y de las que nunca pasarán de moda, es un clásico de la cocina española que mientras lo estamos preparando nos obsequia con un extraordinario aroma al que nadie puede resistirse.

Grado de dificultad: Bajo
Tiempo de preparación: 1 hora y 30 minutos
Cantidad: 3 kilos

Ingredientes:
  • 2 kg. de membrillos
  • 1'5 kg. de azúcar

Preparación:
Ponemos los membrillos a cocer en una olla cubiertos de agua durante 30 minutos. Pasado este tiempo les escurrimos el agua y los dejamos enfriar. Cuando estén fríos los pelamos y les quitamos el corazón, nos quedamos solamente con la carne de los membrillos.


Cuando ya tenemos la carne del membrillo separada, la pesamos y le añadimos la misma cantidad de azúcar, que aproximadamente será 1'5 kg. Con la ayuda de la batidora lo trituramos todo y lo ponemos a calentar a fuego lento, es necesario estar removiéndolo constantemente hasta que haya espesado. Según la consistencia que queramos, lo dejaremos al fuego más o menos tiempo, para conseguir una textura de untar como la mermelada tendremos que tenerlo en el fuego unos 30 minutos, si lo que queremos es poder cortarlo con un cuchillo tendermos que tenerlo unos 45 minutos.
Lo apartamos del fuego y lo ponemos en el recipiente final.  Lo dejamos enfriar a temperatrura ambiente y luego lo pasamos al frigorífico.

Fuente de la receta: propia

5.9.11

Crema pastelera

 
La crema pastelera es uno de los grandes básicos del mundo culinario, es una crema esencial para gran cantidad de postres y por eso es tan importante su buena elaboración. Tartaletas, natillas, pasteles, crema catalana, napolitanas,... sus aplicaciones son infinitas.

Grado de dificultad: Bajo
Tiempo de preparación: 20 minutos
Cantidad: 500 gramos

Ingredientes:
  • 500 ml. de leche
  • 3 yemas de huevo
  • 125 g. de azúcar
  • 45 g. de maicena
  • 10 g. de mantequilla
  • La corteza de un limón
  • 1/2 vaina de vainilla

Preparación:
De los 500 ml. de leche cogemos 375 ml. y lo ponemos a calentar en un cazo a fuego lento con el azúcar, la mantequilla, la corteza de limón y la vainilla abierta con un corte transversal en el centro. Cuando empiece a hervir lo apartamos del fuego, y reservamos sin colar.
Por otro lado, ponemos las yemas de huevo en un bol y poco a poco, mientras batimos, le vamos incorporando la maicena, luego le añadimos también poco a poco la leche restante.

Colamos la leche que habíamos reservado y, aún en caliente, se la añadimos a la mezcla de yemas y maicena que acabamos de batir. Volvemos a poner a fuego lento y vamos batiendo hasta que espese.
La cantidad de maicena de esta receta dependerá del espesor que queramos darle a la crema, y es que hay recetas que necesitan una crema pastelera más espesa y otras que la necesitan más líquida

Fuente de la receta: La cocina de Auro

3.8.11

Mermelada de fresa


La mermelada de fresa es un básico de la repostería y, cada vez más de la cocina en general. La usamos para infinidad de recetas como helados, tartas, brazos de gitano,... y a mi me encanta untarla en unas tostadas con mantequilla para desayunar. Se puede hacer en grandes cantidades y guardarla para tener todo el año mediante un sencillo proceso de esterilización y vacío que nos asegura una mermelada de temporada en cualquier época del año

Grado de dificultad: Bajo
Tiempo de preparación: 4 horas + 40 minutos
Cantidad: 1kg.

Ingredientes:
  • 700g. de fresas
  • 550 g. de azúcar
  • El zumo de 1 limón

Preparación:
Lavamos las fresas y le quitamos todas las hojas y tronquitos que tengan, las cortamos en trocitos y las ponemos a macerar con el azúcar durante 3-4 horas.
Pasado este tiempo pasamos las fresas con el azúcar por la batidora para que quede como un puré, y luego lo ponemos en una olla con el zumo de limón a fuego lento hasta que espese y adquiera la textura adecuada, aproximadamente unos 30-40 minutos, cuando al removerla podamos ver el fondo de la olla la mermelada estará lista.


Ahora procederemos a esterilizar los botes donde guardaremos la mermelada. La primera esterilización la haremos con los botes vacíos. Ponemos en el fondo de una olla un paño y encima ponemos los botes y las tapas, los cubrimos con agua y cuando empiece a hervir los botes ya estrán listos, unos 15 minutos. Los dejamos escurrir boca abajo sobre un paño de cocina.
La segunda esterilización la haremos con la mermelada ya dentro de los botes. Llenamos los botes hasta el borde con la mermelada y tapamos fuertemente. Volvemos a poner en la olla cubiertos de agua y nuevamente dejamos hervir unos 20 minutos.
Con la esterilización conseguimos que se provoque un efecto vacío dentro de los botes de mermelada y de este modo nuestras conservas durarán mucho tiempo más.

Fuente de la receta: propia

3.6.11

Crema de cacao y avellanas


La crema de cacao y avellanas siempre nos ha encantado, a mi me gusta untarla entre 2 galletas y a María, que no se lo piensa mucho, le encanta sentarse en el sofá con el bote y comersela a cucharadas. Sobra decir que esta crema tiene múltiples funciones: gofres, helados, relleno para dulces,... Es muy sencilla de hacer y está muy buena.

Grado de dificultad: Bajo
Tiempo de preparación: 30 minutos 
Cantidad: 700 gramos

Ingredientes:
  • 80 g. de avellanas
  • 150 g. de azúcar
  • 100 g. de chocolate blanco
  • 100 g. de chocolate con leche
  • 100 g. de chocolate negro
  • 200 ml. de leche
  • 100 ml. de aceite

Preparación:
Primeros procederemos a tostar las avellanas. Para ello las ponemos en una bandeja y metemos al horno precalentado a 200ºC durante 8 minutos, esperamos a que se enfríen y las pelamos, si les queda un poquito de piel tampoco pasa nada, y las trituramos con la ayuda de nuestro procesador de comida. Debido al aceite natural que contienen los frutos secos se nos va a quedar una como una cremita.


Ahora pasamos las avellanas trituradas a una olla y le añadimos el azúcar y los 3 tipos de chocolate, ponemos a fuego lento hasta que el chocolate se funda y esté todo bien mezclado. Entonces añadimos la leche y el aceite poco a poco y sin parar de remover con la varilla, dejamos cocer unos 10 minutos a fuego lento o hasta que espese. Retiramos del fuego y dejamos enfríar. 
Se puede mantener a temperatura ambiente perfectamente pero si preferís tenerla en el frigorífico tened en cuenta que se endurecera un poco. De cualquier forma estará buenísima.

Fuente de la receta: Vorwerk Thermomix

6.5.11

Mermelada de tomate


Ahora mismo nos encontramos en la mejor época para preparar mermeladas porque las frutas y hortalizas son las mejores del año. Es un gran placer preparar mermeladas y confituras para poder seguir consumiendo estas frutas durante todo el año y en su punto óptimo. Nosotros tenemos la suerte de haber recogido nosotros mismos los tomates y por ello tenemos la seguridad de haber conseguido una mermelada 100% ecológica y que, además, está deliciosa.

Grado de dificultad: Bajo
Tiempo de preparación: 1 hora y 30 minutos
Cantidad: 1'5 kg.

Ingredientes:
  • 1 kg. de tomates
  • 750 g. de azúcar
  • 1 rama de canela
  • 2 clavos

Preparación:
Ponemos agua al fuego para que hierva. Mientras tanto le vamos haciendo a los tomates un corte en cruz sobre la piel por un lado para que luego sea más fácil pelarlos. Cuando el agua hierva metemos los tomates durante 1 minuto y cuando los saquemos los escurrimos y los pelamos.
A continuación cortamos los tomates en mitades y le sacamos todas las semillas. Y una vez teniendo los tomates ya limpios, los trituramos y los ponemos en una olla a fuego lento con el azúcar, la canela y el clavo. Vamos removiendo continuamente hasta obtener el espesor deseado, tardará aproximedamente 1 hora. Cuando la retiremos del fuego tendremos que rescatar de dentro de la olla la ramita de canela y los 2 clavitos para no encontrárnoslos luego.

Ahora procederemos a esterilizar los botes donde guardaremos la mermelada. La primera esterilización la haremos con los botes vacíos. Ponemos en el fondo de una olla un paño y encima ponemos los botes y las tapas, los cubrimos con agua y cuando empiece a hervir los botes ya estrán listos, unos 15 minutos. Los dejamos escurrir boca abajo sobre un paño de cocina.
La segunda esterilización la haremos con la mermelada ya dentro de los botes. Llenamos los botes hasta el borde con la mermelada y tapamos fuertemente. Volvemos a poner en la olla cubiertos de agua y nuevamente dejamos hervir unos 20 minutos.
Con la esterilización conseguimos que se provoque un efecto vacío dentro de los botes de mermelada y de este modo nuestras conservas duren mucho tiempo más.

Fuente de la receta: propia