13.8.10

Rosquitos fritos


Estos rosquitos son típicos de casi toda la zona andaluza y nosotros los hemos hecho en casa desde siempre. Recuerdo que de pequeño siempre me quería comer la masa cruda porque no podía esperar a que estuvieran fritos para probarlos. Tanto antes como ahora preparar los rosquitos es un gran acontecimiento para nosotros pues nos reunimos muchos miembros de la familia y cada unoo se encarga de hacer algo, pasamos una tarde muy divertida y encima al final tenemos la recompensa de saborearlos.

Grado de dificultad: Bajo
Tiempo de preparación: 1 hora y 10 minutos
Cantidad: 150 rosquitos

Ingredientes:
  • 1 vaso de aceite
  • 2 vasos de azúcar
  • 1 sobre de levadura Royal
  • 1 kg. de harina
  • 3 huevos
  • 1 limón
  • 1 chorro de anís
  • Canela molida

Preparación:
Le quitamos la corteza al limón con cuidado de no coger la parte blanca porque amarga, la ponemos en una sartén junto con el aceite y lo freímos hasta que la corteza del limón se oscurezca.
Mientras tanto, se baten los huevos muy bien hasta que doblen su tamaño, y reservamos.
Cuando la corteza de limón se haya frito, la retiramos, esperamos a que se entibie el aceite y entonces se lo añadimos a los huevos poco a poco en forma de hilito y sin dejar de batir, es importante que los huevos queden  bien integrados con el aceite antes de añadirle el resto de ingredientes.
Con el aceite y los huevos bien mezclados, añadimos el azúcar, la levadura, el anís y la canela, y mezclamos todo muy bien. Entonces añadimos la harina y amasamos hasta que tengamos una masa lisa y elástica.
Ahora procederemos a darle la forma, para ello cogeremos porciones de la masa y le daremos forma de rulos alargados, luego lo cortamos en trocitos de unos 10 cm. y les unimos las puntas a cada uno presionando para que luego no se abran.


Freímos los rosquitos en abundante aceite muy caliente y cuando los vayamos sacando los pasamos por azúcar y canela, es importante que no se haga con azúcar glass porque se fundiría y quedaría como un almíbar. Esperamos a que se enfríen y ya estarán listos para comer.

Fuente de la receta: propia