8.5.10

Papas arrugadas


La papa es un ingrediente básico y esencial en la cocinas de la gran mayoría de los canarios desde hace varios siglos cuando las diversas crisis acaecían y los allimentos escaseaban, entonces la papa por su bajo precio y gran presencia se hizo imprescindible. A día de hoy, en Canarias existe una gran cultura culinaria alrededor de la papa. 
Las Islas Canarias, desde su conquista por los europeos, han sido punto clave para las relaciones comerciales entre América y Europa. Y así fue como tras la conquista de América empezaron a llegar plantas de papas a Canarias procedentes de Los Andes, aunque su consumo no fue inmediato pues se consideraba una planta venenosa, fue más tarde cuando se empezó a extender dicho consumo. Los primeros indicios de la existencia de la papa en Canarias se remonta a 1567, cuando se observa el tráfico de buques holandeses cargados de estos tubérculos hacia los puertos de Flandes, lo que indicaría que ya se cultivaban en Canarias desde varias décadas antes y esta servía de puente para su introducción en Europa.
Actualmente se han contabilizado en Canarias unos 46 tipos de papas diferente, con unas características e historias propias, de las cuales la mayoría son de origen andino y que nunca llegaron a exportarse a Europa ni a EE.UU., por lo que sólo existen en Los Andes y en Canarias debido a la similitud en las características para su cultivo, éstas papas son las conocidas como papas bonitas, papas yeas de huevo, papas azucenas,.. Estas papas ahn conseguido la Denominación de Origen Protegida en Canarias.

 

Más tarde, en los s. XIX y XX, empezaron a llegar a Canarias semillas de otros tipos de papas procedentes de Inglaterra e Irlanda, que se intercambiaban en la plantación con semillas de origen andino para sanearlas. De este modo, se exportaron a Inglaterra semillas de papas que ellos a su vez colcieron a enviar a Canarias ya evolucionadas. Con la entrada en Canarias de semillas de papas inglesas se redujo el cultivo de las papas andinas, por ello son tan apreciadas. Entre ellas destacan papas muy importantes para los canarios como son las papas Arran Banner (arranbanas), las papas King Edward (quineguas), up to date (autodate), Kerr Pink (rosada) o Black Stone (morada).
No existe plato más típico y exquisito en la Islas Canarias que las papas arrugadas con mojo picón, y con toda la razón, sin embargo hoy sólo nos centraremos en la receta de las papas arrugadas porque cada uno se merece su lugar de honor por separado.

Grado de dificultad: Bajo
Tiempo de preparación: 30 minutos
Cantidad: 1 kg.

Ingredientes:
  • 1 kg. de papas pequeñitas
  • 250 g. de sal gorda

Elaboración:
Lavamos las papas frotándolas con un cepillito para quitarles toda la tierra que puedan tener. Cuando las tenemos bien limpias ponemos las papas en un caldero a fuego medio con la sal y un poco de agua, no hay que cubrir las papas, sólo ponerles el agua necesaria para que no se termine de evaporar y se quemen, este paso es muy importante porque las papas se arrugan por el vapor del agua así que también tenemos que ponerle la tapa mientras se hacen pues así se concentra mejor el calor.


Al tratarse de papas pequeñitas se hacen más rápido que las normales, en unos 20 minutos estarán hechas, de todas formas lo mejor es comprobarlo pinchándolas con un tenedor. Cuando las papas estén hechas les quitamos el agua y las volvemos a poner al fuego moviendo el caldero en círculos para que la piel de las papas se seque, al secarse se quedarán blancas por la sal. Dejamos entibiar y ya estarán listas para comer.

Fuente de la receta: propia