12.3.10

Tarta de manzana



Esta tarta de manzana es mi tarta favorita y creo que no me equivoco cuando digo que es deliciosa, tiene una textura muy suave, casi como una compota, y un delicado sabor a canela. Y además, y no menos importante, se prepará muy rápidamente y de una forma muy sencilla.

Grado de dificultad: Bajo
Tiempo de preparación: 1 hora y 10 minutos
Cantidad: 10 porciones

Ingredientes:
  • 6 manzanas Granny Smith (5 para el relleno y una para decorar)
  • 20 g. de mantequilla
  • 80 g. de azúcar blanco
  • 90 g. de azúcar moreno
  • 2 huevos
  • 250 ml. de nata líquida
  • 15 ml. de ron
  • 1 cucharadita de canela
  • 100 g. de harina
  • 3 cucharadas de mermelada de melocotón


Elaboración:
Pelamos y descorazonamos las 5 manzanas para el relleno (la otra manzana la pelamos y la cortamos en láminas finas y reservamos), las cortamos en rodajas y las ponemos en una sartén a fuego lento, añadimos la mantequilla cortada en cubitos y cuando se haya derretido e impregnado toda la manzana añadimos el azúcar blanco y el azúcar moreno y dejamos que se vaya derritiendo y caramelizando la manzana. Cuando el caramelo se oscurezca y oscurezca las manzanas, tardará unos 15 minutos, pasamos el contenido de la sartén a un bol y lo trituramos para que nos quede como un puré. Le añadimos los huevos al puré y batimos bien para que se integren, añadimos también la nata, el ron y la canela y mezclamos, por último añadimos la harina y removemos hasta que nos quede una mezcla ligera y homogénea.


Vertimos la masa en un molde apto para horno previamente engrasado con mantequilla y decoramos poniéndole por encima las láminas de manzana que habíamos reservado. Metemos al horno precalentado a 180ºC durante 45 minutos con calor por arriba y por abajo. Pasado este tiempo la sacamos del horno (es posible que al sacarla del horno todavía tiemble un poco pero terminará de cuajarse cuando se enfríe) y le ponemos la mermelada por encima con la ayuda de un pincel, la dejamos enfríar a temperatura ambiente hasta que se entibie, entonces la metemos en el frigorífico y ya la dejamos ahí hasta que se enfríe totalmente y nos apetezca comerla.


    Fuente de la receta: propia