28.5.12

Profiteroles


A veces la vida nos lleva por caminos inesperados, haciendo que todas las ideas que teníamos sobre lo que sería nuestra vida acaben reducidas a lejanos recuerdos pero ¿que podemos hacer? La sociedad no entiende los anhelos del espiritú de un hombre, del ansia de libertad e independecia que nace en lo más hondo del alma, de la necesidad de seguir nuestros instintos. Y entonces nos encontamos frente a frente con nuestra vida, con la única que tenemos y que queremos defender, y no reparamos en que el futuro ya ha llegado y estamos contruyendo nuestra leyenda personal sin ser conscientes de ello. Pero ante este desconcierto vital la especie humana saca fuerzas de flaqueza, y de repente te sorprendes a ti mismo haciendo algo que juraste no hacer pero con la sonrisa más impresonante que se puede lucir, esperando que tu nueva vida te sorprenda con nuevas ilusiones.


Grado de dificultad: Bajo
Tiempo de preparación: 1 hora y 30 minutos
Cantidad: 25 profiteroles

Ingredientes:
Para la pasta choux:
  • 150 g. de harina
  • 125 ml. de leche
  • 100 ml. de agua
  • 90 g. de mantequilla sin sal
  • 100 g. de azúcar
  • 4 huevos grandes
Para el relleno:
  • 200 ml. de nata para montar
  •  80 g. de azúcar
Para la cobertura:
  • 150 g. de chocolate
  • 50 g. de mantequilla


Preparación:
En una olla ponemos la leche, el agua, el azúcar y la mantequilla en trocitos, y calentamos a fuego medio hasta que la mantequilla se haya derretido, entonces subimos el fuego y cuando la mezcla empiece a hervir le añadimos la harina de golpe. Removemos con una cuchara hasta de madera hasta que la masa se despegue de la olla, entonces la apartamos del fuego. La seguimos removiendo un poco más hasta que se quede hecha una bola y la volvemos a poner al fuego un minuto sin parar de mover para que pierda un poco de humedad.
Dejamos reposar la masa 10 minutos para que se enfríe un poco antes de añadirle los huevos. Pasado este tiempo añadimos un huevo y removemos hasta integrarlo completamente, hacemos esto con todos los huevos. Habrá momentos en los que parezca que la masa se ha estropeado pero solo será cuestión de seguir removiendo para que se arregle.
Después de integrar los huevos nos tiene que quedar una masa muy cremosa, la metemos en la manga pastelera y, sobre papel de hornear, vamos haciendo montoncitos dejando una separación entre ellos de unos 3 cm. porque crecen. Metemos al horno precalentado a 190ºC durante 30 minutos, hasta que los veamos dorados y crujientes. Una vez sacados del horno los dejamos enfriar sobre una rejilla.
Mientras se enfrían montamos la nata con el azúcar y preparamos la cobertura fundiendo el chocolate con  la mantequilla. Cuando tengamos los profiteroles fríos les hacemos un corte en el medio, los rellenamos con la nata y salseamos con el chocolate.


Fuente de la receta: propia

5 comentarios:

Jose dijo...

Una reflexión totalmente acertada y con la que estoy de acuerdo. Nada más que por eso tenías que mandarme un par de docenitas de estos profiteroles tan estupendos y que te quedaron fantásticos. Besitos.

Lidia Segura dijo...

Maria que ricos se ven,te han quedado de lujo. Hace mucho tiempo que no los hago, seguro que un día de estos lo vuelvo a hacer.
Besitos.

Justme dijo...

Con lo que me gustan a mi los profiteroles!! que buena receta, se me hace la boca agua:P
hoysonrioalespejo.blogspot.com

La cocinereta dijo...

Deliciosossss, para empezar y no parar!!
un besazoooo

María dijo...

Estoy muy de acuerdo con tu entrada, y con tu receta tambien por que la veo deliciosa , me ha encantado. Un besico
cosicasdulces.blogspot.com